Alejandra pardo

Universidad de vigo

En contraste con la sensación de infinitud de su habitual mirada al océano desnudo, Alejandra se ha encontrado en Segovia con un paisaje que se le aparece como árido, seco, a veces hostil en su dureza; y ha buscado plasmar estas sensaciones con los recursos que le ha ofrecido el propio paisaje en su estudio del natural, como las formas escarpadas y los colores opacos.