rosa aguilar

Universidad de Sevilla

La manera de proceder en mi obra empieza por la contemplación romántica de la naturaleza, a modo de flâneur. De ella surge la necesidad de representar el motivo en el que me recreo. El cuadro es, entonces, el resultado de esta idealización.

 A la hora de representar, juego con el vacío para construir las formas y así extraer la esencia más pura del motivo