marcos barrientos

Universidad de MÁlaga

Hablar del paisaje es hablar de la relación personal de un individuo con el territorio. Es limitar, acotar y construir esta vivencia a partir de lo dado.

 Mi obra cuestiona directamente al individuo, ¿cómo y desde dónde se experimenta este paisaje? Tanto la acumulación de experiencias como la velocidad de la contemporaneidad generan esta perspectiva trans-género, creando a su vez unos espacios de compleja lectura que combina elementos retóricos barrocos con una perspectiva muy actual.

 El ritmo visual de mis pinturas viene generado por la combinación de diferentes registros pictóricos, pues es la propia materia la que antepone la forma al contenido. Es la propia fisicidad de la pintura la que construye el exterior desde la experiencia íntima.